Páginas vistas en total

miércoles, 1 de agosto de 2012

Una ventana azul

La descubrí dando un paseo por el barrio donde vivo. Cuando la vi abandonada en la leñera de mi vecino, me dije,.........esa es la ventana de mis sueños. Tengo que conseguirla!!!.
La verdad es que no me resultó nada difícil hacerme con ella, solo tuve que pedírsela, pero era tanto el miedo que tenía, a que me dijera que no quería desprenderse de ella, que tardé más de 15 días en decidirme a dar el paso.
No veáis la alegría, cuando me dijo que me la podía llevar. No tardé nada en ir en busca de mi marido, coger la carretilla y llevármela para casa.
Soñé tanto con ella, que ya tenía reservado el lugar donde la colocaría. No tardamos nada, ya que como podéis ver, es como si la hubiéramos hecho a medida, encajaba perfectamente en el hueco donde tantas veces la había visualizado en mi mente.









En mis sueños la imaginaba pintada de azul, y así es como la pinté utilizando la técnica de la vela, que le aporta un aspecto desgastado.










Como los cristales estaban rotos, pensé sustituirlos por espejos, de forma que se reflejara la vegetación, pero como todavía las plantas no son lo suficientemente adultas como para ello, decidí cubrirla con red de gallinero. Tal vez más adelante le ponga los espejos, ya veremos. De momento, me conformo con las vistas hacia la huerta.

No pensáis que el color del plato de la jardinera desentona con el conjunto??



Problema resuelto, una manita de pintura para el plato. No la veis más bonita?.


















No hay comentarios:

Publicar un comentario